Etiquetado: Florencia

Da Vinci’s Demons. El dilema de la marca España en televisión

La marca España es un término que ha inundado los medios de comunicación de un tiempo a esta parte. Vendemos nacionalidad y amor patrio como sinónimo de garantía, como identidad corporativa que se abstrae de los problemas e inconvenientes varios en los que nos encontramos inmersos. Pero antes de lanzar las campanas al vuelo, debemos entender que en todo trabajo con una marca es importante estudiar la imagen de la misma para averiguar cómo nos percibe el público al que está destinada la identidad creada. Un reflejo de esa imagen en la ficción televisiva son los personajes arquetípicos.

Da Vinci’s Demons es una serie de la productora americana Starz. Es entretenida y está bien construida. En ella confluyen temas históricos teñidos de la fantástica imaginación del protagonista. La épica, la inventiva, la ficción, la locura y la historia se alternan en trepidantes argumentos que llevarán al límite a nuestro joven maestro Da Vinci. Sin duda, la Florencia renacentista, magistralmente reconstruida, es un marco incomparable para vivir las vertiginosas y fantasiosas aventuras de Leonardo.

Muchos son los debates que ha suscitado en la red por su falta de rigor histórico y el tratamiento que hace del genio florentino. La ficción es libre de revisar los personajes y adaptarlos, no se trata de una serie que relate vida y milagros de Leonardo, sino una adaptación dramatizada de su ingenio y el contexto en el que lo desarrolló, que en muchas ocasiones nada o poco tiene que ver con el personaje renacentista.

Aislada de este debate, la cadena Starz ha realizado un esfuerzo por llegar a los espectadores en el difuso universo que componen las audiencias tras la revolución digital. No me atrevería a hablar de narrativa transmedia, pues no contamos con diferentes puntos de entrada a la historia de Leonardo ­­­­–de momento–, pero si existe un buen despliegue de medios que ayuda al espectador/internauta/prosumidor a participar de la historia. Toda esta dinamización de la narración se ha perdido con la llegada a FOX de la primera temporada. Poco le hubiera costado al canal introducir una página para que los fans españoles de la serie pudieran divertirse escuchando a Zoroastro adivinar su futuro, o crear sus propios fondos personalizados de la serie, memes y fanart, tan necesarios para divulgar el contenido en la red.

Más allá de los elementos dados a la transmediatización de la ficción, lo que realmente ha provocado esta entrada del blog son las preguntas:

¿Cómo nos ven en el extranjero? ¿Funciona la marca España?

En toda serie, los creadores se esfuerzan por simplificar la comprensión del entorno y los personajes por parte del espectador. Qué mejor forma de hacerlo si a cada personaje se le dota de características propias que sirvan para identificarlo, creando arquetipos diferenciables al primer golpe de vista.

En este contexto, el de la marca España y Leonardo, nos ha llamado la atención la aparición de Isabel –La Católica- en la serie. Durante el quinto episodio de la primera temporada (La Torre), Los Reyes Católicos visitan a Lorenzo de Medici para establecer relaciones comerciales con el banquero y mecenas florentino. Al director de arte no se le ocurrió otra forma de caracterizar el personaje que poniéndole una peineta digna de las tardes de toros más castizas.

Es doloroso comprobar la idea que tiene la dirección de arte  y su propio director, David S. Goyer, sobre los españoles. Dentro de las características que nos definen, nadie discute que la peineta es algo muy español, quizás también perteneciente a la marca España. Las tenemos para todos los gustos, desde la peineta que remarca nuestro desprecio absoluto hacia otra persona –al estilo Luís Bárcenas– a la tradicional que acompaña la mantilla, más folclórica y amable.

Isabel_peineta

Fuente: FOX.

Sin duda, esto es una consecuencia directa de cómo nos perciben en Estados Unidos, o quizás en el mundo, un país de peineta y mantilla, de pandereta y castañuelas, de sol y playa. Más allá de las licencias estilísticas que la dirección de arte se haya tomado en la serie, es preocupante ver la concepción de aquello que nos identifica en todo el mundo. De eso trata identidad e imagen, la primera es lo que nos gustaría ser y la segunda es cómo nos perciben. Construir un arquetipo ha sido tan sencillo como colocarle una peineta para que, allá donde se distribuya la serie, se conozca de manera automática su origen –tampoco debemos olvidar la compañía, Tomás de Torquemada, uno de los personajes más siniestros de nuestra historia–.

Puestos a trabajar por la imagen de nuestro país en el extranjero, yo pediría que trabajemos en la línea de países como Alemania, Inglaterra o Francia, reconocidos sin marca propia, por su tradición, pero no de pandereta sino por sus marcas industriales, por su quehacer. Y aunque pueda parecer exagerado, algunas cuestiones tan importantes deberían estar en manos de profesionales, pero no políticos profesionales, sino de la comunicación.

Isabel_PGG

Fuente: FOX.

Un saludo y hasta la próxima entrada

F. Montero